Puntos focales y su organización: una guía para dirigir la mirada

FFXIV Snaps

Puntos focales y su organización: una guía para dirigir la mirada

 

Por Myrha

 

¡Bienvenidos una vez más a Lhalheva School of Photography! Antes de meternos de lleno en esta primera parte, asegúrate de haberte familiarizado con la estructura de esta serie de guías. Puedes leer el resumen y cómo están organizadas las Guías sobre Fundamentos Artísticos en el artículo de introducción. Si ya le has echado un vistazo (o si eres un valiente y te gusta el misterio), ¡vamos a empezar!

De nuevo, ten en cuenta que el vocabulario que voy a utilizar no es necesariamente universal: simplemente es el que me enseñaron y he estado utilizando durante años como artista visual. Existen terminologías distintas y ninguna tiene por qué ser incorrecta.

 

La importancia de la composición

Como hemos comentado anteriormente, la composición es uno de los puntos más importantes a la hora de construir una buena imagen. Pero, ¿qué es la composición exactamente? Para aquellos que no estéis familiarizados con este término, podemos definirlo de la siguiente manera:

«La composición es un conjunto de técnicas que permiten al artista captar y dirigir la atención del espectador.»

Por tanto, es más que evidente el por qué es importante dominar las técnicas de composición. Como usuarios de /gpose, fotógrafos y artistas, debemos ser capaces de captar y dirigir la atención de nuestros espectadores, ya que estamos narrando una historia. Así pues, debemos ser capaces de guiarles a través del planteamiento, nudo y desenlace de nuestras imágenes.

 

Captar la atención

Bien, pues, sabemos por la definición que acabamos de leer que necesitamos captar y dirigir la atención. Esto significa que lo primero y más importante es ser capaces de llamar la atención. ¿Cómo se atrae a la audiencia? ¿Cómo se consigue que alguien pare en su cronología y diga «¡Oh, guau!»? ¿Cómo se cautiva a la gente para que quiera ver una foto más de cerca?

Si nos basamos en lo que sabemos sobre el ojo y el cerebro humano, existen tres elementos que saltan a la vista y captan nuestra atención rápidamente. Sin ningún orden en particular, vamos a hablar de ellos.

El primero sería el movimiento, pero dado que trabajamos con imágenes estáticas, tenemos que trabajar con indicadores de movimiento. En otras palabras, en fotografía uno de los elementos que más llaman la atención es la acción.

 

«La acción capta el interés y plantea muchas preguntas, lo cual hace que la fotografía sea interesante»

 

El segundo elemento sería el contraste. Normalmente se trataría del contraste entre claro y oscuro, pero también puede significar contraste de colores (por ejemplo, rojo/verde, dorado/azul, azul/rosa) o incluso contraste de formas (como grande/pequeño, suave/brusco, nítido/confuso).

 

«Contraste entre claro y oscuro»

 

«Contraste de colores entre rojo y verde»

 

«Contraste de formas entre nítido y confuso»

 

Normalmente el contraste claro/oscuro y de colores se consigue gracias a un buen uso de la iluminación, así que os recomiendo que echéis un ojo a la guía del equipo de Snaps sobre cómo usar las luces del /gpose.

El tercer punto de atención no es precisamente una técnica artística, sino las caras en sí. A nuestros ojos les encantan las caras, o cualquier elemento que se pueda interpretar como una (normalmente una boca y unos ojos suelen ser suficientes). También las expresiones faciales por sí solas pueden ayudar a contar una parte significativa de la historia.

 

«Sin la expresión facial de esta imagen, la historia estaría incompleta.»

 

Sin embargo, aunque cuentes con todas estas herramientas, es importante recordar que no hace falta recargar una imagen. Muchas veces, menos es más. Tener un simple pero potente punto de contraste suele ser más que suficiente para crear una imagen atractiva. Ten en cuenta que, cuando tienes demasiados focos de atención, ocurre un fenómeno llamado aglutinación. Significa que los grupos con elementos similares tienden a resaltar menos, y son relegados al fondo de la imagen. Puede ser algo útil en caso de que quieras quitarle énfasis a alguna parte en concreto, pero ten cuidado de no restarle protagonismo a ningún elemento importante.

 

«He duplicado con Photoshop las pequeñas luces verdes en la parte superior izquierda. En la captura original solamente había una y llamaba demasiado la atención.»

 

Ya que hablamos sobre crear o disminuir la atención en ciertas partes de la imagen, vamos a ver el siguiente pilar de la composición: dirigir la atención.

 

Dirigir la atención

Una vez obtenida la atención del espectador, necesitarás guiarla. Deberás ser capaz de contar una historia: después de todo, una imagen vale más que mil palabras. Y esas mil palabras no significarán mucho si no sabes ponerlas en orden para que cobren sentido y para cautivar al espectador.

Esto se consigue con el orden de lectura. Es exactamente lo que estás pensando: el orden en el que el espectador lee la imagen. Tal y como mencionamos en la guía de introducción, muchas imágenes tienen entre dos y tres lecturas, dado que el resto de la imagen queda relegado al fondo.

 

«La primera lectura aquí sería el barco volador en el cielo, y, la segunda, mi personaje sentado en las cajas. Te planteo un reto: intenta averiguar qué técnicas he utilizado para establecer este orden de lectura.»

 

Por el momento, ya sabemos cómo establecer la primera lectura: así es cómo hemos captado la atención hacia nuestra imagen. La primera lectura debe ser extremadamente evidente, lo primero que salte a la vista del espectador. No tiene por qué ser lo más importante de la foto: puedes utilizar la primera lectura para plantear una pregunta, que más tarde responderás con la segunda o la tercera. Sin embargo, si estás empezando, utilizar el elemento más importante para la primera lectura es siempre una apuesta segura y te garantizará que se entienda.

Establecer la segunda y tercera lectura es un proceso bastante similar a definir la primera. Todo lo que tienes que hacer es reducir la intensidad respecto a la técnica que has aplicado para resaltar la primera lectura. Si primero utilizaste un alto contraste entre claro y oscuro, entonces tu segunda lectura podría tener un contraste ligeramente reducido. Experimenta con las herramientas a tu disposición y no te olvides de analizar tu imagen desde una perspectiva más alejada, como si la vieras en miniatura. ¿Eres capaz de reconocer el orden de lectura incluso cuando no puedes distinguir bien los detalles de la foto? Esa es la esencia de una buena composición. Tu imagen tiene que ser atractiva aunque sea tan pequeña que el espectador no pueda ver exactamente qué está ocurriendo.

Existe otra técnica para definir segundas y terceras lecturas, llamada líneas dominantes, pero hablaremos de ello en profundidad en la próxima guía, donde trataremos el encuadre. Por ahora, intenta aplicar las tres técnicas para captar la atención que hemos tratado en esta guía, y aprende a regularlas para establecer unas lecturas bien definidas.

El principio de una aventura

Hay muchísimo más sobre composición de lo que hemos tratado en esta guía, pero no quiero alejarme de lo fundamental dando demasiados detalles. Sin embargo, a medida que vayáis avanzando en esta serie de guías, me gustaría que no os quedéis aquí. Os animo a que aprendáis de otros artistas, de sus técnicas, incluso fuera del /gpose o del FFXIV. ¡También tenéis un montón de artistas y escritores excelentes aquí mismo en Snaps!

 

Y recordad: la práctica hace al maestro. ¡Espero ver vuestras fotos, hasta la próxima!

 

Composición

Puntos focales y su organización: una guía para «guiar» la mirada  (¡estás aquí!)

Encuadrar la imagen: conceptos y soluciones para colocar la cámara (work in progress)

Luces y sombras: introducción al contraste y al valor (work in progress)

 

Teoría del color

HSV y el círculo cromático: cómo definir y organizar los colores (work in progress)

Cálido y frío: otorgar significado a los colores (work in progress)

 

Demostración de la teoría

Traducido por Edea Cross